Inclusión y calidad educativa con igualdad de oportunidades

“La Escuela Grande”, novedosa propuesta para estudiantes

“La escuela grande se va de campamento” es una propuesta que surgió de la mirada, del amor, las convicciones y trayectorias que tiene un grupo de docentes que a diario recorre las diferentes instituciones educativas del distrito; y que, además, hace rato se encuentran participando de Proyectos y Propuestas educativas novedosas y observando los resultados que se logran.
En pleno conocimiento de los objetivos de las políticas educativas vigentes, que sustentan nuestras prácticas y compartiendo la visión de estas, la “Escuela Grande” resulta ser el puntapié inicial que tiene su fundamento, primero, en ofrecer y trabajar para la igualdad de oportunidades, la inclusión y calidad educativa; proponiendo a través de la experiencia vivencial construir conocimientos en forma colectiva y de manera colaborativa con aprendizajes sólidos, anclados emocionalmente, cuyo logro primordial es el fortalecimiento de los vínculos escuela- familia- sociedad y de las diferentes trayectorias educativas, siendo estas propuestas de participación un sostén, un lazo.

Dicen desde el grupo que lleva a cabo esta gesta “la mirada que como docentes compartimos acerca de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes que recorren las diferentes instituciones educativas, son iguales en el sentido que están atravesados por las mismas problemáticas sociales. Que la diferencia que no iguala ni incluye está sostenida por la desigualdad de distribución de recursos y oportunidades y por prejuicios e imaginarios sociales; todo esto impacta en la identidad que se construye, provocando a veces que las prácticas juveniles refuercen esas diferencias”.
Hacía bastante tiempo que esta experiencia interescolar no se hacía por varios motivos, pero fundamentalmente por el compromiso que se necesita desde los y las docentes hasta las propias instituciones. “Convivir participando de la propuesta, como fue el campamento, es comenzar a romper prejuicios, fomentar la solidaridad y empatía, construir vínculos desde la identificación con el otro, la participación en las reglas de convivencia y el aprendizaje, construir sentimiento de pertenencia y trabajar comprometidos con el otro”, agregan.

“Somos un grupo de docentes que amamos nuestro trabajo, que lo hacemos con responsabilidad y compromiso y en apoyo constante desde los equipos directivos”, explican sobre el acompañamiento que reciben desde los servicios educativos en los cuales se desempeñan.
Son Facundo, Argelia, Alan, Leo, Gustavo, Pato, Pablo, Ruli y Yanina, quienes con mucho amor y dedicación encaran esta iniciativa, cuyos objetivos están plasmados más arriba.