Pandemia

Junín: Suben los contagios y temen un colapso

“En dos semanas vamos a estar detonados”. Así definió el director del Hospital de Junín, Sebastián Meneses, el difícil panorama que enfrenta la ciudad ante la segunda ola de coronavirus, que ya puso contra las cuerdas el sistema sanitario en el AMBA, mientras se espera que este crecimiento exponencial de los contagios se reedite próximamente en la Región.
En este contexto, el titular del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) “Dr. Abraham Félix Piñeyro” afirmó: “Intendentes del mismo color político han tenido que restringir y no han titubeado, en Junín parece que no pasa nada. Y es muy difícil concientizar a la gente cuando se da un doble mensaje, ‘vos hacé una fiesta, total yo no te la clausuro’”, cuestionó el médico.
“Lo que estamos viendo es que los contagios crecen a un ritmo más vertiginoso que en la primera ola, tanto en el AMBA como en Junín”, afirmó.
Los datos duros también encienden luces de alarma. De hecho, la curva de contagios en Junín volvió a subir considerablemente en una semana, con un total de 351 nuevos casos y 389 confirmados activos. La cifra representa 118 contagios más que la semana anterior, cuando se habían contabilizado 233.
Sobre un eventual colapso del sistema sanitario local, Meneses afirmó: “La situación es muy finita, porque pasás de estar relativamente bien a que haya una ola de contagios masivos y graves y que no den abasto las instituciones. Esperemos que eso no ocurra, pero si sigue habiendo esta alta circulación, es una posibilidad que se llegue a tener que elegir a quién ventilar o tener que derivar pacientes de Junín adonde sea, por eso hay que trabajar para que eso no suceda”.
Estudian restricciones
En esta misma línea, el intendente de Lincoln, Salvador Serenal, indicó que trabaja con distritos vecinos para adoptar medidas ante la segunda ola de Covid en la Región. “Nuestro primer pico lo tuvimos en noviembre, diciembre y parte de enero, que casi tuvimos un colapso del sistema de salud. A partir de ahí comenzó a bajar y hace ya dos semanas empezamos de nuevo a tener un aumento de casos, aunque sin llegar a la cantidad que tuvimos en diciembre y enero”.
“Cerramos otra semana epidemiológica con incremento sostenido de casos. Por eso, tenemos que poner nuestro mayor compromiso y solidaridad para que la curva de contagios no siga creciendo de esta forma”, escribió Serenal en sus redes sociales y agregó que, “de lo contrario, lo único que conseguiremos será provocar el aumento diario de las internaciones tanto en el hospital como en las clínicas, exponiendo al personal de salud a trabajar al límite. Solo se trata de ser más responsables para cuidarnos entre todos”.
Serenal explicó: “Todos los intendentes estamos pensando en tomar medidas más fuertes para evitar la circulación. Tenemos un hospital municipal y dos clínicas privadas. Hoy no tenemos personas en terapia intensiva y muy pocas internadas. El personal de salud está todo vacunado, así como adultos mayores dentro de los geriátricos”. Agregó que Lincoln se encuentra “en Fase 3. Se redujo la nocturnidad y muy poco las actividades y el comercio. Tenemos clases con mil burbujas y muy pocas están con aislamientos. Los contagios se dan fuera del colegio”.
Pedido de ayuda
Autoridades sanitarias de la Municipalidad de Chacabuco reportaron cinco nuevas muertes por Covid-19 en las últimas 24 horas. En este marco, el personal de salud difundió una carta para pedir ayuda a la comunidad: “Quedate en casa, solos no podemos”.
La Asociación de Profesionales del Hospital Municipal, Delegaciones y Salas Barriales (Aproch) solicitó a la población que continúe con los cuidados individuales y las medidas implementadas para la prevención del coronavirus. Es que Chacabuco tiene una alta ocupación de camas en el ala 3 y camas de terapia intensiva (UTI).
“Si la prioridad es la salud, es importante que se queden en sus casas y recuerden que tanto los recursos hospitalarios materiales como los humanos son limitados. Estamos trabajando poniendo todo el esfuerzo, pero no alcanza si continúa la circulación viral. Apelamos a la colaboración de toda la sociedad”.
Nueva cuarentena
Las autoridades sanitarias de la provincia de Buenos Aires plantearon ayer la necesidad de avanzar en un cierre “muy fuerte” por 15 días en la zona metropolitana del AMBA para que el sistema de salud pueda atender la creciente demanda de casos de internación por el aumento de contagios de coronavirus.
El planteo lo formuló el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, quien aseguró que “estamos en una situación crítica y necesitamos medidas drásticas, de 15 días por lo menos, con un cierre muy fuerte de la circulación de personas y, por lo tanto, del virus”.
En declaraciones por Canal 13, Gollan adelantó que en las próximas horas se esperan nuevas reuniones de consenso con los referentes sanitarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para enfrentar la crítica situación que hoy se vive en los hospitales del AMBA.
Explicó que cuando se refirió a medidas drásticas “significa que hay que bajar la circulación a un nivel que dejemos lo mínimo indispensable para desarrollar la vida cotidiana, como la primera etapa del año pasado”, y no descartó que la suspensión de actividades incluya el fútbol.
Sin embargo, Gollan aclaró que la nueva cuarentena tendría diferencias con la que se implementó el año pasado “porque hay numerosos municipios que no integran el AMBA y que no están con semejante nivel de gravedad, lo que les permite incluso continuar con la presencialidad en las escuelas”.
Además, recordó que este año se cuenta con vacunas, “lo que permite avizorar un horizonte más tranquilo en la medida que las personas de riesgo que se están vacunando incrementen sus anticuerpos contra el virus”.
“Este año hay que focalizar de acuerdo a la realidad epidemiológica, no obstante, ayer nomás (por anteayer) fueron una docena los intendentes – y en esto no hay diferencia según colores políticos- que nos llaman para bajar de fase, porque les está pasando lo mismo que en el AMBA”, graficó.