Hermetismo total sobre el rojo en el Municipio

La deuda que dejó Rossi: Cerca de $ 300 millones

Quien escuchaba y seguía con entusiasmo los discursos y accionar del ex intendente municipal Claudio Rossi, recordará que año tras año, desde el 10 de diciembre del 2015, se quejaba de la pesada herencia recibida por su antecesor, en torno a los 16 millones de pesos.

Posteriormente se jactaba que había acomodado los números con el correr de los ejercicios económicos y que dejaba superavit para las cuentas públicas, algo que no se había logrado en muchos, pero muchos años.

El viernes 10 de diciembre estuvo en el palacio municipal para rubricar con su firma el traspaso del mando a su sucesor, Cristian Ford, junto con todo lo que ello implica: ceder el poder, el manejo, el activo, el pasivo y el patrimonio de los rojenses. Más allá de un discurso plagado de desesperanza, nunca mencionó la deuda que dejaba para irse a la Legislatura Provincial, donde tendrá fueros de inmunidad parlamentaria durante cuatro años.

Según el acto de traspaso y los números a los que pudo acceder ASI TV, el rojo superaba los 120 millones de pesos más unos 140 millones de pesos correspondientes a gastos corrientes y licitaciones de medicamentos ya comprados. Por lo cual el pasivo del Municipio que legó Rossi es superior a los 280 millones de pesos.

 

Tarde, nadie preguntó

Otro de los interrogantes, más allá del desliz de Rossi, quien se fue sin pagar, es por qué no se le preguntó, a través de los órganos de control interno, dónde está ese dinero, en qué se gastó y por qué no dijo nada al respecto. La oposición no hizo ni una observación (de carácter pública) sobre la deuda y el pasivo que cargan ahora los rojenses. Más de 280 millones de pesos.

La tarea de averiguar le cabe también al oficialismo, por qué no se supo de estas maniobras.

¿Habrían distraído fondos para la campaña electoral local y la provincial de Rossi? Es mucho dinero el que falta y nadie informó al respecto.