A 4 años de la histórica marcha de los Cayetanos

Jornada Nacional por Tierra, Techo y Trabajo

Este 7 de Agosto se cumplen cuatro años de la primera marcha de los movimientos sociales en esa fecha, en la que inmensas columnas convocadas por múltiples movimientos sociales, pero sobre todo por lo que entonces se bautizó como “el tridente de San Cayetano” (compuesto por la CTEP, la CCC y Barrios de pie) marchó desde Liniers hasta Plaza de Mayo denunciando la difícil situación económica para los sectores más vulnerables de la sociedad bajo el gobierno de Cambiemos, que profundizaba el hambre y hundía al país contrayendo deudas impagables con el FMI.
Los llamados “Cayetanos” desde entonces colmaron las calles contra la política macrista y las movilizaciones que se sucedieron fueron clave para el avance de la Ley de emergencia social y la conquista de derechos concretos con el reconocimiento a los trabajadores y las trabajadoras de la Economía Popular. Esta unidad forjada en las calles se replicó en las urnas y el Frente de Todos derrotó a Macri.

En el contexto de la epidemia de coronavirus y de la vigencia del decreto que prohibió las reuniones sociales en todo el país durante 15 días, las festividades religiosas por San se limitarán a actividades transmitidas online. La clásica vigilia frente al santuario de Liniers se suspendió y la mayoría de los convocantes a la marcha de los movimientos sociales hasta el centro de la Ciudad de Buenos Aires optó por llamar a una “agitación” en redes sociales, levantando las históricas consignas de “paz, pan, tierra, techo y trabajo”. De todos modos, algunas organizaciones sostendrán la convocatoria a movilizar a las distintas iglesias de San Cayetano del país, en el marco de esta Jornada Nacional impulsada por la CCC, el M. Evita, Barrios de Pie, FP Darío Santillán, MP La Dignidad y MTE.

Un video de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP, el sindicato unitario de los principales movimientos sociales) desarrolla las consignas convocantes: “La paz del pueblo es con justicia social. El pan no debe ser más un reclamo sino una realidad en cada mesa. La tierra es para los y las que la trabajan. El techo es con la integración de los barrios populares. Y el trabajo es con economía popular e industria nacional”.

Gildo Onorato, presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo Evita y dirigente de la UTEP, explicó que en la Jornada Nacional de lucha que se llevará a cabo de manera virtual el objetivo es “mostrar lo que hacemos, el trabajo de los compañeros y compañeras que día a día producen, trabajan, cuidan y planifican la economía comunitaria para mejorar los barrios”. “Vamos a celebrar la lucha, la unidad, lo que se ha construido desde la UTEP en estos años”, remarcó.

Desde la CTA Autónoma suman su propia consigna: «Tierra, techo, soberanía, producción y trabajo para salir de la crisis». Y también plantean la importancia de implementar el Salario universal y de avanzar en la aprobación del impuesto a las grandes fortunas.

Desde Barrios de Pie sostienen la convocatoria a movilizar, manteniendo el distanciamiento social, a la parroquia de Liniers y a otras iglesias del santo patrono del trabajo del país. “En un contexto difícil, donde la pandemia del Covid19 nos desafía como sociedad, las respuestas de nuestro pueblo organizado son vitales. Miles de ollas populares surgen como espacios de contención y resistencia, ante las dificultades para acceder a los alimentos”, explican. Como parte de los reclamos, desde la organización también plantean una ampliación del IFE, el refuerzo a la asistencia alimentaria y “el reconocimiento económico de los trabajos de cuidados, en particular a las mujeres que mayoritariamente somos las que estamos al frente de comedores, merenderos y ollas”.

El comunicado de la CCC (Corriente Clasista y Combativa) expresa: “Está claro, y quedó más expuesto con la pandemia, que hay mucho por hacer y es fundamental el rol de los movimientos populares para salir adelante empezando por los y las de abajo. El rol de decenas de miles de compañeros y particularmente compañeras garantizando en miles de comedores y merenderos la comida fue y es clave para que los más de abajo podamos llevar adelante el necesario aislamiento social. Todos los 7 de agosto son una fecha especial de manifestación y balance para nuestras organizaciones, este no es la excepción y realizaremos una jornada nacional respetando las medidas sanitarias de aislamiento. Creemos que la salida es con organización comunitaria, protagonismo popular e inclusión real de la economía popular. Por eso ante la pandemia y la gravísima situación social es necesario destinar todos los recursos para garantizar paz, pan, tierra, techo y trabajo. Y pasos en ese camino es aprobar el impuesto a las grandes fortunas y recuperar Vicentin como así también avanzar sobre una Ley de Emergencia en Violencia contra las Mujeres. Como así también investigar y suspender el pago de una deuda fraudulenta que nos dejó el macrismo y porque la deuda es con el pueblo. La Paz del pueblo es con justicia social, el Pan no debe ser más un reclamo sino una realidad en cada mesa, la Tierra es para los/as que la trabajan, el Techo es con la integración de los barrios populares y el Trabajo es con economía popular e industria nacional”.