Claudio Rossi

“Estoy entusiasmado con el desafío”

El hasta ahora titular del Departamento Ejecutivo Municipal, ingeniero Claudio Rossi, dialogó con ASI TV sobre los últimos meses como intendente municipal.

-Está transitando sus últimos meses al frente de la comuna, hasta el 10 de diciembre, ¿qué siente al respecto?

-Creo que es necesario insertar a Rojas, de manera positiva e inteligente, en la provincia y en la nación. Hay que acercarse a los centros de toma de decisión porque ahí está lo que no se puede conseguir aun esforzándose mucho y diariamente desde el Municipio, por lo tanto no tengo duda alguna de que vamos a establecer una plataforma para poder capturar más oportunidades para Rojas.

También quiero ser honesto: estamos pensando en un 2023 que nos va a volver a dar la oportunidad de gobernar la provincia y la nación y Rojas tiene que estar en la primera línea incorporando varios funcionarios a la órbita provincial y nacional, y desde la experiencia que hemos hecho todos estos años aquí trabajar para nuestro querido Rojas. Estoy entusiasmado con el desafío.

-Esta gestión se caracteriza por la obra pública, prácticamente todos los barrios y sectores han sido tocados por alguna obra, tal vez algunas no las inaugure como intendente, ¿qué sensación le causa eso?

-La verdad, sensaciones encontradas porque lo que uno imaginó lo trasladó a una idea, luego a un proyecto. Algunas iniciativas están en curso y me gustaría concluirlas, pero la continuidad de la vida democrática es así: a algunos les toca pensarlas y a otros concretarlas más adelante.

Las avenidas y accesos a las localidades están todas diseñadas y siento la satisfacción de ver lo que hicimos en Alessandro y no llegué a lo que me hubiera gustado que es Diego Trillo, pero el proyecto está, la idea está firme y seguiremos trabajando con todo el equipo para que algún día otro lo pueda hacer.

-¿Qué otra obra, además de Diego Trillo, le gustaría haber concretado y quedó en el tintero?

-Me hubiera gustado la obra del área central, un proyecto que implica remodelar la plaza San Martín, integrando las calles laterales hasta Pardo y el Hotel Central, eliminando los cordones, integrando el paseo. Es un proyecto que ya está hecho, cuesta unos cuantos pesos y a juzgar por el momento que estamos transitando, no lo creímos prioritario.

También me gusta la iniciativa, recién echada a volar, del Paseo de la Ribera. Ahí tenemos proyectado un puente sobre la antigua fundación del puente de la ruta 188, un puente peatonal y para la bici y la moto, integrando una zona del otro lado del río.

Hay muchas ideas, como la planta de biomasa que se frustró, aunque hay algunas conversaciones con Bayer con lo cual va a ser posible hacer algo parecido en los próximos tiempos. El parque industrial lo empezamos, estamos atravesando por algunas dificultades pero vamos a salir adelante y lo vamos a hacer.

Hay que tener claridad en los objetivos y tener determinación para conseguirlos. En eso estamos trabajando. En general me siento satisfecho por todo lo hecho y sobre todo porque tenemos un rumbo, tenemos un plan. Eso es clave porque si llegás al gobierno y no tenés claro lo que querés hacer, te chocas con la posibilidad de gobernar pero difícilmente encuentres resultados positivos.

-Antes de la campaña se estaba trabajando en una transición con Cristian Ford, cuestiones de salud hicieron que esos planes se trastoquen, ¿cómo se sigue?

-Así es. Cristian fue el primer candidato a concejal en la derrota del 2011, en las victorias del 2015 y 2019, fue intendente interino un par de veces y fue todo este tiempo Secretario de Gobierno, conoce a la perfección el manejo del Municipio. Una persona brillante, para mí muy complementario, mano derecha y casi mano izquierda, una pérdida transitoria que esperemos se pueda resolver, pero una pérdida importante en términos de gestión.

Con Román Bouvier estamos hace más de un mes compartiendo la gestión, haciendo la transición en cada una de las reparticiones. Tiene un enorme entusiasmo, una gran fuerza, coraje, determinación, todas actitudes positivas para llevar esto adelante. Vamos a trabajar juntos desde la provincia porque yo no tuve alguien que me ayudase a lo que yo voy a poder ayudar ahora en la gestión.

Así será hasta el primero de marzo, cuando se abra el período ordinario de sesiones, tenemos cinco meses por delante para ver la evolución de la enfermedad de Cristian y ver en qué situación se encuentra por ese momento y ahí tomaremos las decisiones definitivas para encarar la recta final hacia el año y medio de gestión que falta.