Litto Nebbia y los inicios del rock argentino

Líder de Los Gatos, banda pionera del rock argentino, Félix Francisco Nebbia Corbacho, más conocido como Litto, nació en Rosario el 21 de Julio de 1948 y tiene su primer gran éxito con “La Balsa”, un simple de 1967 que vende más de 250.000 copias, compuesta a dúo con Tanguito. ‘La balsa’ es considerada la primera canción del rock argentino porque es el primer tema que se grabó en castellano dentro del género. La Revista Rolling Stone y la cadena MTV la consideran el mejor tema de todos los tiempos. El disco que contenía la melodía fue furor en toda América Latina e inauguraba un sonido personal, un formato de canción distinta, con una manera  distinta de cantar. Cambió completamente la escena artística de la época y destacó a Argentina como un país cuya producción cultural es caracterizada por la presencia de cantautores.

En ese momento  Sudamérica asistía a un violento cambio de época que se desató tras la ejecución del Che Guevara en la selva de Bolivia. En sintonía, las fuerzas armadas gobernaban Argentina con Juan Carlos Onganía al mando, el segundo presidente de facto que más duró en el poder. Sin embargo, en el baño de un bar del centro de Buenos Aires, la poesía encontró un nuevo refugio de la mano de un puñado de hippies cargados de sueños.

Dijo el músico en una entrevista: “Éramos una juventud típica, con los sueños de querer grabar un disco y comprar una guitarra eléctrica. Habla de un joven inconforme y la mayoría de mis primeras canciones tuvieron el mismo recurso con la letra. Si yo decía directamente ‘no tengo libertad’, íbamos presos o nos censuraban la canción porque ya estaba Onganía. Entonces me inventé una fábula que es la misma en El rey lloró, Viento dile a la lluvia y La Balsa, un tipo que se quiere ir al diablo y se construye una embarcación para irse a la aventura. No era el típico deseo adolescente sino un deseo general porque cada calle y media la policía te pedía documentos. Para la época fue novedoso porque no había letras con metáforas. Después, eso se convirtió en una constante y el hecho de tener dictaduras a cada rato ayudó mucho (risas). Tengo un montón de canciones que escribí en los 80 y las cantas ahora y parece que pasó la semana pasada, pero yo no soy Ray Bradbury, no hago ciencia ficción, hay cosas que se repiten”.

Por “diferencias musicales” y, principalmente, por no tener en claro cuáles serían los pasos a seguir, Litto se separa de Los Gatos en el ´69 y, a partir de ese momento, continuaría su larga carrera como solista incursionando en otros géneros musicales. Con más de 100 álbumes editados y otras tantas colaboraciones en discos ajenos, es por lejos el músico más prolífico de Argentina. En 1983, por ejemplo, editó 5 discos.

En 1971 rompió la frontera entre el rock y el folklore, al presentarse a tocar chacareras acompañado por el percusionista Domingo Cura. En 1973 se inclina más hacia el jazz, con el Litto Nebbia Trío. Durante la última Dictadura Militar vivió en México, donde compuso su canción más famosa, “Sólo se trata de vivir”.

Al frente de su propio sello “Melopea” editó más de 200 discos de música nacional, material inédito de Cobián y Cadícamo, Goyeneche en vivo, el Cuchi Leguizamón, es decir la música que no resulta comercializable para las grandes compañías. Un ejemplo de ello es el disco “Nebbia canta Cadícamo” (1995), una recopilación de tangos inéditos que Enrique Cadícamo había compuesto y Litto salvó del olvido. Entre ellos, “Nada me debes”, “Carne y uña” y “Sea breve”. El material fue presentado en el Teatro General San Martín ante casi 900 personas.