Desarrollo Social

El Municipio adhirió al programa “Comunidades sin violencia”

El Municipio de Rojas adhirió al programa “Comunidades sin violencia, fortalecimiento para la gestión municipal contra las violencias de género”. El objetivo es fortalecer la cooperativa de costura, donde las mujeres e integrantes de la comunidad LGBTI+ que han sido víctimas de violencia, puedan encontrar una salida laboral que les permita generar independencia.

La secretaria de Desarrollo Social del Municipio de Rojas, a cargo de Nora Calderone, firmó un convenio y acta de adhesión con el Ministerio de las Mujeres, políticas de Géneros y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires para acceder al programa “Comunidades sin violencia, Fortalecimiento para la gestión Municipal contra las violencias de género”, por el cual recibirá un poco más de 2.4 millones de pesos para destinar a la promoción, prevención, contención y atención de las diferentes violencias que sufren las mujeres y la comunidad LGTBI+.

El convenio tiene como objetivo ampliar la capacidad de respuesta municipal en pos de trabajar por el respeto al derecho humano a vivir una vida libre de violencias y discriminación. Por tal caso, el Ministerio otorgara los fondos de acuerdo a la Línea optada por el Municipio de Rojas: Línea III “Acceso al trabajo para mujeres y LGTBI+ en procesos de salidas de violencias por razones de género”.

Desde el área de Mujer, Genero y Diversidad anunciaron: “Se optó por transitar el camino de la línea III a través del aprendizaje del Oficio de la costura con la perspectiva futura de que pueda conformarse una Cooperativa de trabajo conformada por Mujeres e integrantes del Colectivo LGTBI+ que han sufrido situaciones de violencia por razones de género”. Con el dinero que se recibirá se comprarán los insumos: máquinas de coser, telas, hilos. Además quienes llevan adelante el proyecto serán capacitadas en Perspectiva de Género.

El curso se lleva a cabo en el Centro de Formación Laboral, ya que extienden títulos oficiales y es requisito del proyecto. “Entendemos que es un oficio con buenas posibilidades de salida laboral, que permite articular la vida familiar y laboral y que, además, genera independencia económica que es la base del proyecto: poder empoderar a las mujeres y el colectivo LGTBI+ a través de un oficio y mediante talleres mensuales donde se abordará la temática”, remarcaron.