No hay libro de quejas a disposición

Denuncian maltratos a adultos mayores en la Clínica Privada

Varias personas de la tercera y cuarta edad reciben maltrato y mala atención en la Clínica Privada de Rojas por parte del personal que allí se desempeña según las quejas y denuncias que llegaron a nuestra mesa de trabajo con audios en el que una mujer octogenaria cuenta con detalles lo que debió sufrir. Por lo que se desprende de la grabación que se la hizo una jovencita que se encontraba en el lugar y fue testigo de lo sucedido, hay desprecio en la atención a la gente mayor.

La mujer dice que no le han hecho la receta que ella necesitaba y que fue a buscar en la mañana de este miércoles; relata además que debe volver a “las 4 de la tarde”, es decir, concurrir dos veces al centro efector de salud a buscar otro papel porque omitieron hacerlo. La mujer, de avanzada edad, según pudimos averiguar, tiene problemas para desplazarse, lleva un bastón y no cuenta con movilidad propia, por lo cual debe trasladarse en un remis.

Un hombre, también mayor de edad, 85 años, fue conminado a buscar sus recetas en una caja sin tener la ayuda necesaria para hacerlo. Cuenta la testigo que una vez que halló su receta, le hicieron acomodar todos los papeles en la caja. “Y se lo dijeron de mala manera”.

Algunas de las personas que estaban allí esperando su turno a ser (mal) atendidas aseguraban que no es la primera vez que esto sucede, sino que es una situación que se repite a menudo y que no saben a quién recurrir para que cese ese maltrato. De hecho cuentan que no hay un libro de quejas a disposición y que cuando lo solicitan les dicen “espere a que venga alguien de la administración”.

Luego del mal momento, otra mujer debió ser atendida por personal de una estación de servicios que se encuentra a pocos metros a quienes relató el feo acontecimiento que le tocó vivir.

Parte de la conversación de la mujer octogenaria víctima del maltrato