Tres décadas de vasta trayectoria en la región

Carpintería Tulio planifica incorporar productos de PVC

El Servicio Informativo TV, en su recorrida por las fuerzas productivas locales, visitó Carpintería Tulio, una PyME conducida por su fundador, Osvaldo Tulio.

“Estamos trabajando, dentro de lo que se puede por la situación del país, la pandemia, pero estamos bien porque estamos trabajando ya que está en auge la construcción; aunque tenemos la traba de que no podemos conseguir material como el aluminio, vidrios y accesorios, lo cual es una complejidad para nosotros, pero nos vamos arreglando”, comenzó diciendo Osvaldo, titular de la carpintería de aluminio con vasta trayectoria en Rojas y reconocida en la zona de influencia.

Junto a su esposa Liliana y su hijo Mauricio, lleva adelante la pequeña y mediana empresa familiar. Cuenta con seis personas empleadas entre administrativas y operarios del taller. Hace tres décadas tenía un sueño y lo concretó. Lo cuenta de esta manera “hace treinta años tenía un sueño con mi señora, cuando estábamos de novio; si bien yo era empleado, siempre tuvimos la iniciativa de hacer algo, siempre apostando al sacrificio ya que somos gente de trabajo, otra cosa no sabemos hacer, pero siempre vamos a apostar a eso, que es lo que le enseñé a Mauricio: sacrificio, muchas horas puestas acá y es lo que nos gusta”.

En estos momentos la empresa familiar se encuentra en una suerte de transición, ya que hace unos años se incorporó la segunda generación Tulio en la persona de Mauricio, el mayor de tres varones. “Es una satisfacción, un orgullo porque sabemos que esto no termina acá conmigo, sino que lo sigue mi hijo mayor, que está con la tecnología, sangre joven, mentalidad nueva; aunque yo soy de ideas conservadoras podemos decir que nos complementamos muy bien” y agrega “yo pongo la experiencia y él los adelantos tecnológicos”.

Mauricio se acopla a la charla y le cuenta a ASI TV “yo de chico andaba dando vueltas, me gustaba y volví a trabajar acá luego de haber estudiado; hace ya unos diez años que estoy acompañando a mi viejo, estando al lado de él; eso no quita que hubieron roces por las formas de pensar pero fueron muy pocas veces” y añadió “yo confío mucho en la experiencia y en el conocimiento que tiene él, por eso nos complementamos bastante; es muy agradable trabajar acá con la familia y con los chicos, que no son amigos pero están ahí, ya que compartimos nueve horas de trabajo todos los días”.

Tulio padre comenta sobre el funcionamiento de la PyME local “Liliana está en la administración con las chicas, Mauricio y yo con los chicos en el taller” y cuenta cómo fueron los inicios de la fábrica de aberturas y también se refiere a la actualidad. “Los comienzos fueron muy duros, porque teníamos a Mauricio bebé y dependíamos del sueldo de Liliana que era enfermera en el hospital, fue todo un procedimiento porque lo que hoy está acá lo vi poner ladrillo sobre ladrillo”.

“Esto arrancó desde una cosa pequeña, podríamos tener más, pero yo considero que mi tarea está cumplida y ahora queda en Mauricio seguir creciendo; si bien no es fácil yo confío en el gran país que tenemos y si tiráramos todos juntos creo que Argentina saldría para adelante, es muy compleja la situación”, expresa Osvaldo.

Consultado Mauricio sobre los proyectos y la planificación de la empresa, más las expectativas que ha puesto su padre en él, nos dice “siempre se busca qué hacer, estamos analizando agregar el material de PVC como una opción a la carpintería y en la zona, comparado con el aluminio, es un producto relativamente nuevo” y agregó “estamos hace dos años analizando la incorporación de máquinas europeas para PVC, pero como están a valor Euro se complica la inversión; la idea es complementar el aluminio con el PVC, tenerlo a disposición del cliente”.