Texto declamatorio, hermoso y esperanzador

Vandana Shiva y la Revolución de la Simplicidad

“`Eficiencia´ es un término muy empleado pero mal utilizado en el contexto del uso muy torpe e ineficiente de los recursos y la energía en el industrialismo como sistema de producción. La agricultura industrial que acaba con las pequeñas explotaciones agrícolas se ha justificado por razones de “eficiencia”. Esta pseudoeficiencia se utiliza ahora para promover la agricultura digital y la agricultura sin agricultores. La sustitución de sistemas productivos biodiversos por monocultivos en bosques y campos se denomina eficiente. La extracción de más agua de la que se puede regenerar y renovar en nuestros ríos y en el suelo se define como eficiente. Destruir las economías artesanales que producen alimentos y textiles de alta calidad, para producir comida basura y ropa de calidad inferior, con trabajadores en líneas de ensamblaje en fábricas gigantescas que consumen energía y recursos, se ha justificado por razones de eficiencia. Ahora se está promoviendo la robótica y la inteligencia artificial para desplazar a los trabajadores en las fábricas, los profesores en las escuelas. El comercio electrónico está desplazando los medios de vida de los pequeños comerciantes y pequeños minoristas al industrializar la distribución por razones de eficiencia. En una frágil e interconectada red de la vida, esto es Pseudo Eficiencia.”
“El industrialismo, el extractivismo y los monocultivos ocultan los verdaderos costos de los sistemas de producción industrial para la tierra y la sociedad. La pesada huella de recursos y energía que ha empujado a los ecosistemas y las comunidades al colapso se hace invisible, la destrucción del suelo, el agua, la biodiversidad quedan como externalidades cuyos costos son asumidos por otras especies y los pobres. La seudoeficiencia crea escasez. En la naturaleza, la escasez creada por extraer más de lo que permiten los límites ecológicos está la raíz de las crisis ecológicas. En la sociedad, el extractivismo que le roba a la gente recursos y medios de vida, está la raíz de las crisis de hambre, pobreza y despojo.”
“Una medición ilusoria que ha sido utilizada para imponer una agricultura industrial ineficiente y derrochadora es el “rendimiento por hectárea”. “Rendimiento por hectárea” no nos dice nada sobre el estado de la tierra, de la biodiversidad, del agua, de la situación del agricultor, que un sistema agrícola deja atrás. No mide la producción total de biodiversidad, la calidad de los alimentos, o los recursos y la energía que se utilizaron. Sólo mide el peso de las mercancías tóxicas nutricionalmente vacías, aunque la mayor parte de las mercancías agrícolas se utilizan como materia prima para biocombustibles y alimentación animal.”
“Está surgiendo otro paradigma que comparten algunos gobiernos y nuevos movimientos del 99%, el paradigma de la simplicidad voluntaria, de reducir nuestra huella ecológica y aumentar el bienestar humano para todos. En lugar de la austeridad forzada que ayuda a los ricos a convertirse en súper ricos, los poderosos se vuelven totalitarios, la simplicidad elegida nos permite a todos ajustarnos ecológicamente, reducir el consumo excesivo de los recursos del planeta y compartir los recursos equitativamente como un bien común, de modo que a nadie se le nieguen las necesidades básicas de alimentos y agua. La simplicidad elegida nos permite ajustarnos social y políticamente para mejorar la democracia y defender nuestra vida y libertad indivisibles. La simplicidad como una elección ecológica, económica y social consciente crea un camino para el ajuste económico basado en el respeto de las fronteras planetarias y los límites ecológicos, basado en la justicia y la equidad, basado en la recuperación de los bienes comunes y la resistencia a los encerramientos.”

Deja una respuesta