Soberanía alimentaria

Varias familias comenzaron a hacer su huerta

 Estamos en el final del mes de junio, en plena cuarentena, varias familias optaron por crear su huerta para obtener su propio alimento con los beneficios que venimos consignando: ricos en nutrientes, sabrosos en su sabor, baratos en lo económico y fresco en su consistencia.

A través de una iniciativa de intercambio de semillas de una familia de huerteros locales, varios vecinos se sumaron a la movida intercambiando o simplemente recibiendo paquetes con variedades de la época para adentrarse en el maravilloso mundo de la autosustentabilidad. Es un camino largo, pero como todo camino debe transitarse paso a paso. Vale destacar el apoyo con semillas a granel de la Agencia local del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria para que la distribución sea masiva.

A medida que sembramos, podemos ir agregándole más cultivos para cosechar luego de forma escalonada y tener siempre a tiempo nuestros alimentos sanos, frescos y libres de pesticidas que se compran en el mercado. Es mucho más económico ahora y en el futuro, ya que nuestra salud se fortalecerá.

Tener una huerta nos coloca ante la posibilidad de contar con una gran variedad de hortalizas, bulbos y verduras de hoja, ricas en hierro.

Como ya dijimos en esta columna, tenemos dos opciones en cuanto a la siembra: directa o en plantines. Para realizar siembras de semillas directas al suelo de nuestro huerto casero sin necesidad de hacer semilleros previamente, tenemos la oportunidad de sembrar lo siguiente.

Todos los cultivos que consignaremos a continuación son sencillos para realizar en el huerto de casa y la productividad de ellos es bastante buena y aprovechamos en sembrar en abril que, junto a marzo, es uno de los mejores meses de siembra.

Semillas para siembra en semillero

También tenemos la oportunidad de comenzar la realización de semilleros caseros para el posterior trasplante a los huertos. Las siguientes semillas hortícolas son las que se pueden utilizar: apio y cebolla.

Ya tenemos trabajo, sembrar en abril y en mayo (meses similares en cuanto a cultivos) para conseguir verduras de hoja, bulbos y gran variedad de hortalizas sanas, naturales, baratas, frescas y, lo más importante, sin pesticidas ni otro tipo de venenos.

Cómo cultivar

Como primera medida hay que decidir qué porción de terreno le vamos a dedicar a nuestra huerta. Esto es muy importante porque la atención requiere dedicación y tiempo. Es preferible empezar con unos metros si no estamos seguros de que la vamos a atender adecuadamente.

En nuestro caso vamos agregando pedazos de tierra conforme pasan los meses. Como muestran las imágenes vamos trabajando una superficie de 3 metros por cuatro metros. Al otro mes agregamos una superficie similar. Este método nos permite cultivar de forma escalonada y de esta manera vamos a contar con alimentos durante mucho tiempo. Un ejemplo de eso es: sembrar rabanitos, unas 25 a 30 semillas cada 20 días, así tenemos rabanitos todos los meses.

Para sembrar de forma directa, ya sea en el suelo o en una maceta, se debe hacer un hoyo en la superficie de la tierra no mayor a dos veces el tamaño de la semilla, ya que de lo contrario le costará germinar y desarrollarse como planta. Es esencial el riego permanente.

Una vez proyectado el espacio para la huerta y con la tierra preparada para la siembra, se pueden plantar diversas hortalizas. Por estos meses donde el calor ya cedió, hay una amplia variedad de cultivos que podemos sembrar.

Acelga: Se siembra en mayo a diciembre se asocia con cebolla repollo, escarola y coliflor, se cosecha de 50 a 70 días.

Ajo: se siembra de febrero a abril, se asocia bien con remolacha y lechuga. Se siembra 50 dientes en 10 metros de surco.

Lechuga: Se siembra en almacigo de febrero a julio, distancia de planta entre líneas 25 centímetros se asocia con acelga, remolacha, zanahoria, repollo, puerro y ajo. Se cosecha dentro de 50 a 70 días.

Cebolla: Se siembra de febrero a abril en almácigos, se cosecha dentro de 150 a 180 días. Riego normal se asocia con lechuga, repollo, remolacha y coliflor.

Espinaca: Se siembra de febrero a marzo, siembra directa, Se asocia con zanahoria, repollo, remolacha y coliflor. Se cosecha entre 45 y 60 días.

Perejil: Se siembra de febrero a abril, siembra directa y se recomienda el transplante para mejorar la calidad. Se asocia con zanahoria. Tiempo de corte entre 60 a 90 días. Siempre hojas externas.

Rabanito: Se siembra de febrero a mayo, siembra directa a golpe no al boleo, cada semilla a 5 centímetros de distancia entre si. Tiempo de cosecha entre 20 y 30 días.

Remolacha: Se siembra de marzo a julio, siembra directa, admite, transplante, se asocia con repollo, coliflor, lechuga, ajo y brócoli. Tiempo de cosecha entre 90 y 100 días.

Repollo: se siembra de febrero a marzo, en almácigo, transplanta de marzo a junio. Se asocia con remolacha, lechuga, puerro, cebolla y tomate. Se cosecha entre 90 y 100 días. Tener en cuenta la distancia entre plantas en el momento del transplante.

Zanahoria: Se siembra de mayo a noviembre preparar el suelo con 30 centímetros de profundidad. Se asocia con puerro, cebolla, lechuga y arveja. Se cosecha entre 150 días.

Muy importante

Siempre regar bien el espacio destinado a la huerta antes de sembrar:

Cubrir las semillas con tierra zarandeada que supere tres veces el tamaño de la semilla.

Realizar los transplantes por la tarde con abundante riego y extraer la planta con una cuchara o similar para no dañar las raíces.

Se recomienda tener en la huerta flores de colores llamativos, como por ejemplo caléndula, taco de reina, copetes, amor seco, picón y plantas aromáticas: romero, mente burrito, salvia, albahaca.

A tener en cuenta

Es la época en que debemos sembrar las verduras de hoja como espinaca, escarola, acelga, lechuga, también es la época de siembra de bulbos como la cebolla, puerro, ajo. Debemos intercalar las verduras de hoja con las bulbosas.

Para ello la tierra debe estar correctamente trabajada, mullida con buen contenido de materia orgánica que permitirá a las verduras de hoja desarrollarse adecuadamente y obtendremos un buen rendimiento.

A su vez, la siembra intercalada con hortalizas de bulbo permitirá una explotación del suelo diferencial, ya que las verduras de hoja explotarán las zonas mas superficiales del suelo y los bulbos las zonas más profundas.

En esta época también podemos sembrar remolacha y zanahoria, dos importantes hortalizas por sus excelentes propiedades nutricionales.

Cuando compre semillas, verifique si están certificadas, suelen ser un poco más caras pero aseguran una buena cosecha.

Nuestra Visión

– Vivir integrados con la naturaleza, en una casa sana y bien orientada, con tierra y agua para poder cultivar nuestros alimentos, respetando y cuidando la Tierra, los animales y las plantas.

– Educar a nuestros hijos en ese respeto por la vida, acompañándolos en el proceso de aprendizaje a su propio ritmo, brindándoles herramientas para que puedan construir su propio camino y ser capaces de encontrar su vocación en la vida.

– Dedicarnos a la práctica y difusión de un estilo de vida sano como camino de desarrollo personal y como método principal en nuestro trabajo, cultivando la hospitalidad y la amistad en nuestras relaciones.