Política

San Luis: detienen a funcionario K que robaba planes sociales

El juez Marcelo Bustamante Marone ordenó la detención de Facundo Devia, funcionario de la Municipalidad de La Toma, por estafas reiteradas a personas en situación de vulnerabilidad. Nadie en la localidad de la provincia de San Luis duda de que Ernesto Nader “Pipi” Alí, el intendente, sabía del accionar de su funcionario de extrema confianza.

La función del detenido era ayudar a la gente que necesitara los beneficios a crear cuentas y usuarios para poder acceder a estos, pero Devia se habría aprovechado de la situación y se habría quedado con el dinero.

Según declaraciones del comisario Walter Contreras, la causa judicial comenzó tras 6 denuncias de ciudadanos de La Toma que aseguraron haber sido estafados por el detenido que trabajaba en el área de Desarrollo Social y en el Centro de Asistencia Municipal.

Devia gestionaba los trámites para el acceso a los subsidios para víctimas de violencia de género y desempleados y les solicitaba documentación como fotocopias de DNI y número de CBU.

Con la información recolectada, el ex funcionario creaba en su celular usuarios y contraseñas y así controlaba las cuentas del Banco Nación de cada uno de los beneficiarios y disponía del dinero que se le otorgaba a estas personas a las que decía ayudar.

“Una vez depositado el dinero, se lo transfería a su propia cuenta de la aplicación Mercado Pago para así poder disponer del mismo”, explicó el comisario.

Asimismo, se pudo comprobar que en algunos casos Devia escaneaba el rostro de los beneficiarios, con la excusa de la necesidad de renovar los datos de ANSES, para poder volver a ingresar a sus cuentas y volver a robarles el dinero depositado.

Una de las vecinas damnificadas, Johana Ceratto, declaró a un medio local: “Este señor se llenó los bolsillos mientras yo pasaba hambre y frío; me robaba la plata que era para mis hijos. Esto me dolió mucho”.

Según su relato, le envió un mensaje a Devia pidiéndole una explicación y este la llamó y le confirmó el robo. “Me pidió que no lo denunciara, que no publicara nada en las redes sociales. Yo lo escuché pero la denuncia no la voy a levantar”, argumentó. El funcionario le devolvió el dinero que le había sustraído, “pero no dio la cara, la mandó a la madre”.

Por su parte, el detenido sostuvo: “Cuando la cosa se pone fea te sueltan la mano”. Un amigo suyo contó que “nadie le atendió el teléfono cuando explotó el tema” y el intendente y el ministro le habrían dicho que hablarían en otro momento.

En este sentido, su pareja, la concejal Belén González Sala, intentó despegarse del escándalo a través de una carta pública y renunció a su banca. Antes de asumir en ese cargo se desempeñaba en la misma área que Devia.