Economía

La expansión del comercio electrónico impulsa la ocupación de centros logísticos

La expansión del comercio electrónico y el crecimiento del consumo impulsó en el último trimestre la ocupación de inmuebles logísticos, y reactivó el volumen de construcción en el sector, de acuerdo con distintos informes.

“Motivado por la entrada de construcciones prealquiladas, la expansión del comercio electrónico y el crecimiento del consumo, se llegó a una absorción neta de 153.192 m² (metros cuadrados), ubicándose dentro de los valores máximos a nivel histórico; gran parte de la superficie contratada se debió a la expansión de operaciones ya existentes”, indicó Cushman & Wakefield.

Agregó que “acompañando a este fenómeno, se produce una baja en la tasa de vacancia que llega a 14%, representando una disminución de 3,2 puntos porcentuales desde el inicio del año, aunque todavía se ubica lejos del 8,8%” que es la vacancia promedio histórica”.

De este modo, el informe señaló que “el mercado ya alcanzó un nivel de absorción neta de 153.194 m2, valor que se dio por última vez en los años 2017 y 2018”.

“Sumado a la baja en la tasa de vacancia -agregó-, muestra un panorama favorable de cara al último trimestre del año, momento en el cual se suele dar una mayor ocupación producto de alquileres temporales por el período festivo de fines de diciembre”.

Lourdes Basso, broker industrial en Cushman & Wakefield, sostuvo que “en la actualidad, la demanda se jerarquiza dentro del tramo de última milla con superficies que oscilan entre 1.000 y 5.000 m²”.

“Dentro de este segmento hay muy baja disponibilidad, con lo cual se percibe una demanda no satisfecha que podría ser atendida en el corto plazo, mediante el aprovechamiento de ex-fábricas, depósitos u otro activo inmobiliario que reúna las características demandadas”, agregó.

Por su parte, la agencia inmobiliaria Newmark indicó que “al cierre del tercer trimestre el mercado de centros logísticos clase A muestra signos de estabilización y una continua mejora, acercando sus indicadores a valores prepandemia”.

“El crecimiento del e-commerce no se detuvo a pesar de la progresiva reapertura de las tiendas físicas. El volumen de las compras online duplicó las expectativas más optimistas, acelerando la transformación del proceso de distribución, lo cual impactó también sobre el mercado de inmuebles logísticos”, señaló.

Remarcó que “esto se tradujo en una mayor demanda de espacios logísticos premium”, y que se registran “signos de una recuperación generalizada, acercándose al volumen de construcciones, demanda y oferta del año 2019”.

“Continuaron concretándose transacciones que se encontraban demoradas a la espera de una mayor certeza sobre el control de la pandemia, lo que dejó una absorción neta trimestral positiva”, afirmó.

De acuerdo con un estudio de la startup de inteligencia logística SimpliRoute, “el e-commerce continúa perfilándose como actor fuerte dentro del consumo argentino”, al tiempo que “entre los comercios existe cada vez una mayor consciencia de la importancia de las entregas de última milla en cuanto a tiempo y eficacia”.

Los datos recabados por la startup arrojaron que la presión por las ventas online durante esta Navidad no se enfrió tras el regreso a las compras físicas en masa: para 2021, SimpliRoute proyecta que se realizarán casi 100.000 entregas en la Argentina durante el 14 y 25 de diciembre.

“Si bien los consumidores eligen en gran medida volver a visitar las tiendas físicas para así mejorar su experiencia de compra, los niveles no volverán a los conseguidos pre pandemia debido a que los consumidores ya adoptaron el canal online a sus hábitos de compra”
Germán Torres, de Snoop Consulting

“Estimamos que este 2021 el número de entregas de cara a la Navidad casi se duplique respecto de los datos recabados durante el año pasado”, explicó Javiera Morales, data scientist de SimpliRoute.

En tanto, Germán Torres, director de Transformación Digital de Snoop Consulting, dijo que “si bien los consumidores eligen en gran medida volver a visitar las tiendas físicas para así mejorar su experiencia de compra, los niveles no volverán a los conseguidos pre pandemia debido a que los consumidores ya adoptaron el canal online a sus hábitos de compra”.

Dada esta situación, la omnicanalidad ofrece una experiencia unificada y consistente entre los distintos canales, y a los comercios la posibilidad de optimizar el stock, reducir costos de logística y aumentar los ingresos, concluyó.