Política

El Senado definirá una última sesión antes del recambio

El Senado prepara una última sesión para el 9 de diciembre, un día antes del inicio del mandato de los legisladores electos este mes y, si bien aún no fue definido el temario del debate, el bloque oficialista intentará validar los DNU emitidos por el Ejecutivo, algo que es resistido por la bancada opositora de Juntos por el Cambio (JxC).

Aunque todavía no hay un temario fijado, desde el bloque del Frente de Todos (FdT), que conduce el formoseño José Mayans, informaron que se intentarán validar en el plenario los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) emitidos por la administración de Alberto Fernández, y que la oposición cuestiona.

Si bien Mayans acordó con su par del interbloque de JxC, Luis Naidenoff, llevar a cabo un último plenario antes del recambio legislativo, desde la oposición transmitieron que no están dispuestos a incluir los DNU en la agenda.

No obstante, el oficialismo podrá aún hacer valer su mayoría y llevar la discusión al recinto junto a otro paquete de proyectos de ley que recibieron dictamen en las últimas semanas y que son promovidos tanto por los senadores del FdT como por sus pares de JxC.

Entre los temas que se agregarían a la agenda del debate figuran una norma para incluir el sistema braille en los medicamentos, un proyecto sobre educación inclusiva
y otra propuesta que modifica la ley general de Ambiente.

También podrían aprobar en el recinto dos proyectos de ley que resaltan la importancia del corredor bioceánico entre Chile y la Argentina, impulsados por el bloque del FdT.

Antes del inicio de la sesión ordinaria, se realizará una preparatoria en la que se tomará la jura a los senadores electos en las legislativas del 14 de noviembre, aunque entrarán en funciones en sus bancas al día siguiente.

En una reunión de la comisión Bicameral de Trámite Legislativo, que preside Marcos Cleri (FdT) y de la cual la oposición no participó, los legisladores aprobaron el 18 de noviembre último 116 decretos de necesidad y urgencia dictados por el Poder Ejecutivo desde diciembre de 2019.

Los presidentes de bloques de diputados y senadores de JxC rechazaron lo que consideraron una “maniobra del oficialismo de poner en tratamiento de forma exprés” más de un centenar de DNU y advirtieron sobre la “dudosa actitud constitucional” de la iniciativa.

La portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti, aclaró que no se estaba hablando “de 116 DNU ni disposiciones en contra del Congreso, sino de facultades que tiene el Presidente y que por una cuestión de usos y costumbres, la Bicameral se reúne y, aunque la normas ya están vencidos, se cierra el año tratando todo lo que sucedió durante el año”.

Las normativas pendientes

Se trata de decretos que van desde la reforma a la Ley de Ministerios hasta las diferentes disposiciones vinculadas con la gestión de la pandemia (de coronavirus); ampliaciones presupuestarias; amortización de las Letes; aumentos jubilatorios; la suba del mínimo del impuesto a las Ganancias y la rendición de cuentas del Ejercicio 2021 del Gobierno.

También, se buscará ratificar el decreto que declara la emergencia pública en materia ocupacional por 180 días, a partir de la entrada en vigencia del DNU, así como la norma que dispone un incremento Salarial Mínimo y Uniforme para los Trabajadores del Sector Privado en relación de Dependencia.

“Se cierra el año tratando todo lo que sucedió durante el año”
Gabriela Cerruti

Además, se incluyó el decreto por el cual se determinan distintos aumentos en diversas prestaciones previsionales y la derogación del DNU que creó la Agencia Nacional de Protección a Testigos e Imputados, dispuesto por el Gobierno de Mauricio Macri, así como el que prorroga la prohibición de efectuar despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor por el plazo de sesenta (60) días.

Con la convalidación de una de las Cámaras, los DNU quedarán firmes.

Luego de la asunción de los senadores electos, el 10 de diciembre, el Frente de Todos pasará a ser la primera minoría de la Cámara con 35 senadores (hasta ahora poseía 41 con la capacidad de conformar quórum) mientras que Juntos por el Cambio ampliará su interbloque de 25 a 31.

En ambos espacios políticos se dirime en estas horas la conducción política actualmente en manos de Mayans y de Naidenoff.

Los integrantes del interbloque de JxC decidieron posponer la designación de sus autoridades hasta que se incorporen los legisladores elegidos en los comicios del 14 de noviembre.