Economía

El consumo masivo se recuperó en los últimos meses y se esperan mejoras para el 2022

El consumo masivo se recuperó en los últimos meses del año y podría lograr números positivos en 2022 si los indicadores de recuperación económica se mantienen, de acuerdo con especialistas consultados por Télam.

“El primer semestre de este año el consumo cayó 7,4%. La explicación de ese número tan bajo fue porque la base de comparación era alta; a partir de julio empieza a haber meses relativamente positivos y octubre el más positivo, que creció 4,7%”, señaló a Télam el director de la consultora Scentia, Osvaldo Del Río.

Recordó que “venimos de cinco años de retracción en consumo” y que “para este año el pronóstico nos da alrededor de 2,7% negativo pero si se dan algunas cosas, como el bono a los jubilados, será menor y estará en alrededor de 2 puntos, con lo cual sería el sexto año de contracción”.

“El bono a los jubilados, todo lo que se dé a la gente en términos de capacidad de compra, se vuelca a lo básico, que es lo que más necesita; en el interín entre las PASO y las elecciones de noviembre se volcó plata y se empieza a notar ahora”, afirmó. Asimismo, agregó que “diciembre siempre es un mes donde el consumo pesa más que el resto de los meses; hay que ver si logra superar” al del año pasado.

Del Río dijo que este año se compara con 2020 cuando “pandemia de por medio, el consumo cayó 0,1%”, lo que significó “un empate teórico que está apalancado por dos situaciones anormales: febrero había sido levemente positivo porque tuvo un día más porque fue bisiesto y marzo especialmente en segunda quincena por la pandemia y que la gente se asustó por la cuarentena se stockeó de manera importante”.

“Ahora, este año, a octubre el acumulado está en -3,7% y si hacés la comparación dejando de lado 2020 y comparás el acumulado a octubre de 2021 con mismo periodo 2019, da una caída de 2,5%”, agregó. En este contexto, sostuvo que “para el año próximo hay que tener un montón de consideraciones” dado que “la economía está empezando a mostrar indicadores positivos, pero todo depende de que no vuelva a haber restricciones y que las cosas se mantengan, no empeoren”.

“Si todo se mantiene al mismo ritmo, posiblemente el año próximo el consumo crezca entre 1 y 2 por ciento”, dijo, lo que sería el primer crecimiento después de seis años.

Por su parte, el director de la consultora Scanntech, Gustavo Mallo, dijo a Télam que en supermercados independientes y autoservicios de todo el país el consumo acumuló una caída de 8,1% de noviembre 2020 a noviembre 2021, por debajo del 8,6% registrado en octubre.

“Todos los meses se ven variaciones negativas pero que se van desacelerando, aunque siguen siendo valores en rojo”, agregó y consideró que “no hay forma matemática de que un buen diciembre cambie el numero total del año”.

Afirmó que “estamos comparando contra un 2020 totalmente atípico” pero que “de cualquier manera, la cantidad de transacciones está estable y esto habla de la relevancia del comercio de cercanía para el consumidor, que a través de los años y las crisis no cambió significativamente su peso en el mercado”.

Según el Indec, las ventas en los supermercados crecieron en septiembre 6,4% en relación a igual mes del año pasado

De acuerdo con el informe de Scanntech de octubre, al analizar la situación de consumo por familia de productos, alimentos retrocedió por encima del promedio de la canasta, mientras cuidado personal y limpieza caen con menor impacto.

Bebidas persiste como el rubro de menor retracción: en el caso de bebidas con alcohol cae en consumo en lo que va del año -2,4%, en tanto las bebidas analcohólicas -2,0%.

Según las últimas estadísticas de Indec, las ventas en los supermercados crecieron en septiembre 6,4% en relación a igual mes del año pasado y la mejora registrada en septiembre es la más importante de los últimos 18 meses.

Esto se dio en un contexto en el que el consumo marcó altibajos y cuyo mejor comportamiento se dio en marzo de 2020, cuando las ventas crecieron 9,3%, impulsadas esencialmente por una cuestión preventiva de parte de los consumidores que incrementaron sus compras ante la puesta en marcha de medidas de aislamiento sanitario por el coronavirus.

En lo negocios mayoristas, por su parte, las ventas marcaron en septiembre un aumento de 8% interanual, medido a precios constantes, informó el organismo.