Sociedad

Córdoba: queda un sólo foco activo de incendio y cerca de 40 mil hectáreas arrasadas

Luego de seis días intensivos de combates a los incendios forestales en localidades del norte de Córdoba, quedaba un solo foco activo en la zona de la posta de San Pedro Viejo, en el departamento Tulumba, según la información suministrada por el Ministerio de Seguridad y el organismo de Defensa Civil local.

El director de Defensa Civil, Diego Concha, manifestó a la emisora local LV3 que “el único frente de fuego que queda con actividad, es decir con fuego libre, es la zona de San Pedro Viejo, donde tenemos un frente de 3 mil metros”.

El funcionario detalló que en esa zona trabajan cerca de 170 efectivos con el apoyo de nueve aviones hidrantes, cinco de la provincia y cuatro del Gobierno nacional.

Asimismo Concha sostuvo que “las mejoras en las condiciones meteorológicas permitieron contener las llamas” en los sectores de Caminiaga, Cerro Colorado, Alto Verde, El Perchel y La Plaza, que se encuentran ubicados entre los departamentos Sobremonte, Tulumba y Río Seco.

También destacó que hasta el momento no se han notificado daños en viviendas, y si muchos postes quemados que dejaron sin servicio de electricidad a varias zonas, al igual que servicios de internet interrumpido.

El descenso de la temperatura y la baja intensidad del viento favoreció la tarea terrestre de los bomberos y los brigadistas, y también del combate aéreo, remarcó.

El relevamiento satelital de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) había estimado en 30.600 las hectáreas afectadas por los incendios, en tanto este jueves esa cifra se extendería a 40.000, informó una fuente del Ministerio de Agricultura.

Mientras tanto el Gobierno provincial activó programas públicos específicos para asistir a los pobladores y productores damnificados, en particular a los que sufrieron importantes pérdidas por la mortandad de animales, tanto de corral como de la fauna silvestre.

Los incendios comenzaron el pasado viernes, aparentemente por la caída de tres rayos durante una tormenta eléctrica, causa que investiga la Fiscalía de Instrucción de Dean Funes.

Desde entonces, son tres las personas fallecidas al ser alcanzadas por las llamas cuando trataban de sofocar el fuego: Miguel Armas (48); Namir Cáceres (21) y su hermano Jesús (27), quien falleció ayer luego de cinco días de internación con el 80% de su cuerpo quemado.