Por la pandemia

Con distintos protocolos, la Costa Atlántica permite el ingreso de propietarios no residentes

Los partidos de la Costa Atlántica bonaerense elaboraron distintos mecanismos y protocolos para que los propietarios de inmuebles en las localidades de cada distrito que no sean residentes allí puedan ingresar a sus viviendas, en algunos casos con plazos definidos de permanencia de pocos días para realizar tareas de mantenimiento o reparaciones, y en otros sin un límite de tiempo prefijado.

Los esquemas diseñados contemplan además la posibilidad de fijar residencia, de acuerdo a las excepciones planteadas por la normativa nacional en el marco de las medidas de aislamiento social por el coronavirus, y exigen guardar cuarentena y evitar contacto con otros vecinos, así como información clínica dependiendo del lugar de origen.

Distritos como Pinamar, Mar Chiquita y General Alvarado habilitaron por ejemplo una “Declaración Jurada Sanitaria”, un registro con algunas variaciones en cada caso, para el ingreso y estadía de contribuyentes no residentes y de ciudadanos “con intenciones de establecer residencia efectiva”.

En otros como Mar del Plata, donde la escala es mucho mayor ya que existen más de 110.000 propiedades que pertenecen a ciudadanos de otras localidades, el Ejecutivo local continuaba trabajando en la reglamentación de un esquema de ingresos escalonados que podría ponerse en marcha en las próximas semanas.

En Villa Gesell y el partido de La Costa, en tanto, se habilitaron en los últimos días registros para tramitar permisos online ante el Municipio.

Pinamar puso en marcha a mediados de agosto un sistema que permite tramitar un permiso a través de un número de Whatsapp del Centro de Consultas por Aislamiento, con la documentación requerida adjuntada, y luego las autoridades sanitarias y de seguridad determinan si lo autorizan, teniendo en cuenta además el cuadro sanitario de la ciudad, que la última semana tenía 230 pacientes en tratamiento, tras haber retrocedido a la fase 3 del aislamiento.

Matías Yeannes, presidente del Concejo Deliberante pinamarense, explicó a Télam que este mecanismo “se encuadra dentro de las excepciones” previstas en el decreto presidencial 297/2020, que restringe la circulación en todo el país a causa de la pandemia.

“Desde que se abrió el registro, se aprobaron más de 3.500 solicitudes, que en más del 80 por ciento corresponden a gente que necesita hacer tareas de mantenimiento, y el resto es para trámites impostergables o mudanzas”, detalló.

Precisó además que “la idea es resolver cuestiones urgentes, no que sea para paseo, por eso no se habilitan ingresos los fines de semana, y el tiempo de estadía varía, dependiendo la justificación de cada propietario, que puede venir con un acompañante”.

Deja una respuesta